La Faenera

Las mujeres que trabajaban en la recogida y manipulación de cítricos en las huertas de la Vega del Guadalhorce son homenajeadas con esta escultura, realizada en bronce por Marino Amaya en 1974.

Categoría
Gastronomía
Estación
primavera, verano, otoño, invierno
Información

170 cm de bronce esculpido para homenajear el duro trabajo de las faeneras de Álora

La emblemática escultura está situada estratégicamente en la esquina de la confluencia de las calles Carmona y Cantarranas, y constituye una de las figuras más simbólicas de la localidad de Álora. 

En su obra, Marino Amaya pretendió dar constancia de lo sacrificado del trabajo de las mujeres faeneras. Para ello, utilizó como modelo a Pilar Navarro, una joven muchacha de Álora de cuya belleza quedó prendado.

La efigie de la Faenera se trata de una escultura en bronce de 170 cm de altura, en la que una joven perota, que trabaja en la faena, es la protagonista. Con peinado sencillo y un semblante serio en el rostro, mira hacia el horizonte de calles que conducen a Plaza Fuente Arriba.

El vestuario utilizado por su modelo fue el típico traje de verdiales, atuendo formado por blusa de mangas cortas de farol, pañuelo desde el cuello y picos en la cintura, falda de vuelto muy acentuado por los puchos y las enaguas que dejan entrever la tira bordada bajo el dobladillo de la falda.

Y, haciendo alusión a su oficio, porta en sus brazos un cesto de naranjas y limones de la huerta. Sus pies y piernas permanecen inmóviles sobre una pequeña peana que la elevan a lo más alto de un trabajo humilde y muy duro llevado a cabo por estas mujeres de Álora.

El escultor Marino Benigno Amara, artísticamente “Marino Amaya”, nació en la localidad leonesa de Astorga en 1927. Desde niño demostró una gran habilidad en el modelado de esculturas, las cuales ha expuesto por toda España, Brasil y Nueva York. 

detalles

Fechas
Dirección
Contacto
Rango de precios
€ 0.00